soy real no perfecta

Horas de sueño y Peso

Si estás tratando de perder peso, la cantidad de horas que duermes puede ser tan importante como la dieta y el ejercicio.

Desafortunadamente, por el ritmo de vida de hoy en día, muchas personas no duermen las horas suficientes. Esto afecta el estado de ánimo, el rendimiento académico y deportivo. Por si fuera poco, estudios recientes han demostrado que un sueño deficiente afecta el peso corporal.

¿Y cómo es que el sueño afecta en nuestro peso?

Investigaciones han propuesto que las personas que están privadas de dormir, refieren tener un aumento del apetito y esto es causado principalmente por el impacto del sueño en dos hormonas importantes: La grelina y la leptina. La grelina es una hormona liberada en el estómago que envía la información de hambre al cerebro. Los niveles son altos antes de comer, que es cuando el estómago está vacío, y bajos después de comer. La leptina es una hormona liberada desde el tejido adiposo que suprime el hambre, y manda señales de saciedad al cerebro. Cuando no se duerme lo suficiente, el cuerpo produce más grelina y menos leptina, lo que  genera más hambre. Además, la hormona cortisol es más alta cuando no se duerme lo suficiente. El cortisol es una hormona del estrés que también puede aumentar el apetito.

Un reciente estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition*, demostró que el aumento de sueño influía en consumir 10 gramos menos de azúcar al día. Los investigadores detrás de este estudio creen que incluso una hora más de sueño, podría llevar a elecciones de alimentos más saludables.

Los requisitos de sueño de las personas varían, pero en términos generales, los estudios han observado cambios en el peso cuando las personas duermen menos de siete horas por noche. Es más, un sueño insuficiente se relaciona con un mayor índice de masa corporal (IMC).

*Haya K Al Khatib Wendy L Hall Alice Creedon Emily Ooi Tala Masri Laura McGowanScott V Harding Julia Darzi Gerda K Pot. Sleep extension is a feasible lifestyle intervention in free-living adults who are habitually short sleepers: a potential strategy for decreasing intake of free sugars? A randomized controlled pilot study. The American Journal of Clinical Nutrition, Volume 107, Issue 1, 1 January 2018, Pages 43–53.