soy real no perfecta

Son sustancias exclusivas de origen vegetal y son responsables de brindar los colores característicos a las plantas. Existen alrededor de 8.000 tipos de polifenoles, y los podemos encontrar en una gran variedad de alimentos, especialmente en frutas y verduras.

Los polifenoles tienen gran capacidad antioxidante, es decir, ayudan a combatir el estrés oxidativo causado por los radicales libres, moléculas que dañan nuestras células acelerando el envejecimiento y pueden incidir en el desarrollo de cáncer y  enfermedades cardiovasculares.

Por otro lado, los polifenoles también participan en el metabolismo de los lípidos y favorecen la movilización de grasa, y en consecuencia la baja de peso. ¿Cómo logran ese efecto? Ellos activan una enzima clave en el proceso de degradación de grasa, por lo tanto, reducen el tamaño de las células que forman el tejido adiposo, contribuyendo al control de peso.

Los polifenoles podemos encontrarlos en diversos alimentos, especialmente en las frutas y verduras, las que mientras más color tengan, mayor será su aporte en el organismo. También podemos adquirirlos a través de cápsulas, comprimidos o polvos; formatos que los contienen en forma concentrada.

Algunos de los alimentos más ricos en polifenoles:

  • Cacao
  • Té Verde
  • Frutos rojos
  • Vino Tinto
  • Café
  • Linaza
  • Almendras